Prostatitis bacteriana aguda: causas, síntomas y curas

Publicado por Equipo editorial en

Prostatitis bacteriana aguda

La próstata es un órgano de naturaleza masculina que pertenece a la fase reproductiva y a la expulsión de necesidades como la orina y las heces.

En algunos hombres es posible que en algún momento la próstata manifieste alteraciones que pueden estar relacionadas con diversos factores como la edad por ejemplo, pero en otros casos la próstata puede verse comprometida por infecciones del aparato genital y promover la manifestación de prostatitis de naturaleza bacteriana de carácter agudo.

A continuación se detallan algunos párrafos sobre lo que es la prostatitis, sus causas, los síntomas y los tratamientos farmacológicos en caso de prostatitis bacteriana, con algunos consejos útiles sobre la dieta y el estilo de vida para evitar que pase a ser aguda y crónica.

Prostatitis bacteriana aguda

Prostatitis bacteriana aguda: ¿Qué es?

La prostatitis bacteriana es una patología que afecta a la zona de la próstata de la que toma su nombre, se trata de una inflamación debida a la presencia de bacterias en la próstata que puede estar relacionada con trastornos urinarios, molestias y dolor durante la micción, es decir, durante la evacuación de líquidos.

Es una infección que afecta al tracto urinario o genital de los hombres.

En algunos casos puede provocar fiebre e infecciones con dolor en el bajo vientre que afectan al pene y a su funcionalidad durante el coito con el sexo opuesto con graves problemas de eyaculación.

La prostatitis bacteriana puede ser de naturaleza aguda o crónica, siendo esta última la consecuencia de la primera y produciéndose si la prostatitis bacteriana aguda no ha sido tratada a tiempo.

READ  Nutrición y prostatitis: 4 alimentos que hay que evitar y 4 que hay que preferir

La prostatitis bacteriana no tiene límites de edad, hasta el punto de que su incidencia es juvenil.

Aunque cuando hablamos de la próstata su funcionalidad está generalmente ligada a la edad, las infecciones tienen un diagnóstico diferente y una incidencia mucho más extendida entre los jóvenes que entre los ancianos.

Prostatitis bacteriana: causas

La prostatitis bacteriana aguda es una patología que afecta a la próstata a corto plazo, es una infección por causas externas que se puede evitar con la debida precaución, hablamos de corto plazo porque es una forma que como viene es fácil de curar si se toma a tiempo y se trata con la posología adecuada.

Una de las causas de la prostatitis bacteriana aguda es la mala higiene de las partes íntimas del cuerpo.

Una higiene incorrecta puede ser la causa de la formación de bacterias, como el uso de una toalla poco higiénica, un detergente agresivo o no lavarse brevemente y con poca regularidad tras la expulsión normal de las propias necesidades o las relaciones sexuales.

La prostatitis bacteriana aguda también puede ser causada por las relaciones sexuales, ya sea con parejas ocasionales o con una pareja que ya esté infectada por este tipo de infecciones, ya que se trata de una infección de transmisión sexual.

Por último, entre las causas externas de la prostatitis bacteriana aguda hay que tener en cuenta la ropa interior, ya que no son aconsejables los tejidos incómodos o los que tienden a los colores oscuros, que pueden provocar irritaciones en las zonas íntimas.

Las causas internas de la prostatitis bacteriana aguda son las bacterias intestinales que pueden afectar a la próstata e infectarla.

READ  Prostatitis bacteriana crónica: causas, síntomas y curas

Las lesiones en la zona del pene y todas las patologías relacionadas, como la fimosis, también favorecen la infección.

Prostatitis bacteriana: síntomas

Los que sufren de prostatitis bacteriana aguda ciertamente experimentan dolor que se manifiesta en la realización de ciertas funciones vitales como la micción, en este caso es posible que haya problemas en la realización de la función, deseo y necesidad de orinar a menudo, sensación de incontinencia.

Otra disfunción vinculada a la prostatitis bacteriana aguda es la impotencia momentánea o, de forma leve, una manifestación aguda de dolor durante la fase de erección.

Acompañan a estas disfunciones dolores como el ardor íntimo, la hinchazón, el dolor abdominal bajo y el dolor lumbar.

En algunos casos, la prostatitis bacteriana aguda va acompañada de estados febriles como fiebre alta debido a una infección en curso.

Los enfermos de prostatitis bacteriana pueden experimentar sabañones, sensación de frío, escalofríos hasta el punto de tener que guardar cama.

Por lo general, estos síntomas son de corta intensidad y, si se tratan con la terapia adecuada, desaparecen en poco tiempo y no dejan secuelas en el sujeto.

Prostatitis bacteriana aguda: tratamientos

Los enfermos de prostatitis bacteriana aguda son tratados en la mayoría de los casos con antibióticos y antiinflamatorios. El objetivo es destruir la carga bacteriana presente, por lo que se utilizan antibióticos o antiinflamatorios genéricos o específicos en función de la identificación de la infección presente.

Los antibióticos matan las bacterias, mientras que los antiinflamatorios sirven para dar confort y calmar la zona inflamada para contrarrestar el dolor.

En concreto, los alfabloqueantes relajan los músculos que unen la próstata con la vejiga para amortiguar el dolor durante las funciones urinarias y las relaciones sexuales.

READ  ¿Cuáles son los valores normales en el espermiograma?

La batería y la terapia antiinflamatoria deben seguirse según la prescripción del médico durante toda la línea sin abandonar el tratamiento antes porque se corre el riesgo de no eliminar todas las bacterias presentes.

Por lo tanto, incluso si parece sentirse mejor después de dos días, el tratamiento debe continuar hasta el final de la prescripción.

El tratamiento farmacológico va acompañado de toda una serie de precauciones que el médico prescribe a los enfermos de prostatitis bacteriana aguda.

En primer lugar, es aconsejable beber mucho para favorecer la expulsión de las bacterias de forma natural y contrarrestar la inflamación, bebiendo agua o infusiones antiinflamatorias con jengibre.

En cuanto a la dieta, evite los alimentos picantes o especialmente condimentados o los que tengan un alto contenido en sal.

También es aconsejable mantener una higiene adecuada y evitar las relaciones sexuales, ya que al ser una enfermedad de transmisión sexual se puede correr el riesgo de enfermar a la pareja, por lo que es mejor evitarla.

PROSTATRICUM SUPLEMENTO NATURAL INDICADO PARA LA PROSTATITIS

prostatitis prostatricum

O lea la reseña detallada haciendo clic aquí

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *