Remedio natural para la prostatitis: aliviar el dolor con el baño caliente

Publicado por Lydia Contreras en

Remedio natural para la prostatitis

Quienes sufren de Prostatitis buscan diferentes métodos para aliviar el molesto dolor, los remedios pueden ser farmacológicos o naturales, pudiendo elegir, los naturales son definitivamente los favoritos y en este caso específico, también placenteros.

Antes de hablar del remedio natural para aliviar el dolor de la prostatitis, es bueno saber cuáles son los distintos tipos de prostatitis.

¿Qué es la próstata y cuál es su función?

La próstata es una glándula presente en el aparato reproductor masculino, tanto en los seres humanos como en otros mamíferos. Se encuentra debajo de la vejiga y alrededor del canal urinario. Su función es segregar el líquido prostático, que es una parte esencial del líquido seminal. Tiene un papel fundamental tanto en los mecanismos reproductivos como en la defensa del tracto uro-seminal.

Como todos los órganos de nuestro cuerpo, existen diversas patologías que pueden afectar a la próstata de forma más o menos grave y que van desde la más común prostatitis hasta la hipertrofia prostática benigna y el cáncer.

Remedio natural para la prostatitis: aliviar el dolor con el baño caliente

¿Remedio natural para la prostatitis y qué es?

La prostatitis es un término genérico que designa la inflamación de la próstata. Es una afección muy común que estadísticamente afecta a cerca del 8% de la población masculina y puede ser de origen infeccioso.

Hay varias señales de alarma que hacen sospechar una prostatitis: dolor en la zona pélvica o en el escroto, disfunción urinaria, defecación dolorosa, eyaculación dolorosa e incluso un simple dolor lumbar.

La prostatitis puede ser de cuatro tipos diferentes:

Tipo I: prostatitis aguda
Tipo II: prostatitis bacteriana crónica
Tipo III: síndrome de dolor pélvico crónico (SDPC) o, más comúnmente, prostatitis abacteriana crónica.
Tipo IV: prostatitis asintomática
Veámoslos uno por uno.

Prostatitis aguda

Se trata de una inflamación que se manifiesta repentinamente, normalmente con dolor localizado en la parte baja del abdomen o la espalda, molestias urinarias de diversa índole, dolor durante las relaciones sexuales, eyaculación dolorosa y presencia de sangre en el semen. Suele ir acompañada de fiebre alta con escalofríos.

Tiene un origen bacteriano y puede ser el resultado de una infección de transmisión sexual, por ejemplo. También puede ser causada por bacterias ya presentes en el organismo, procedentes del intestino o de las vías urinarias, en caso de inflamación de las mismas, o introducidas desde el exterior tras un traumatismo, incluso de origen quirúrgico.

READ  Nutrición y prostatitis: 4 alimentos que hay que evitar y 4 que hay que preferir

Por lo tanto, los factores de riesgo pueden ser diferentes y, sin duda, incluyen las relaciones sexuales sin protección con personas que ya padecen infecciones bacterianas del aparato reproductor, así como la aparición de otros tipos de infecciones o enfermedades del tracto urinario o intestinal. Los malos hábitos de consumo y el estrés son factores de riesgo adicionales.

Prostatitis bacteriana crónica

Al tratarse siempre de una infección de origen bacteriano, las causas desencadenantes pueden ser las mismas que las de la prostatitis aguda, o más bien esta última puede ser a su vez la causa de la prostatitis crónica si no se ha erradicado por completo. La diferencia entre ambas es que la prostatitis bacteriana crónica se manifiesta gradualmente, a menudo con síntomas menores que pueden aparecer y desaparecer cíclicamente, pero siempre durante un largo periodo de tiempo.

Al tener el mismo origen, los factores de riesgo son comunes o en todo caso pueden asociarse a los de la prostatitis aguda. Actuar con prontitud cuando aparecen los primeros síntomas puede evitar que la infección se vuelva crónica.

CPPS o Prostatitis Abacteriana Crónica

La prostatitis abacteriana crónica es, con mucho, el tipo más común de infección de la próstata, y representa más del 90% de los diagnósticos.

Los síntomas son comunes a los de los tipos I y II, con la excepción de la fiebre, y la diferencia en el diagnóstico es la ausencia de bacterias. La causa de este tipo de inflamación aún no está muy clara y sigue siendo objeto de estudio y debate en la comunidad médica.

En lo que todos parecen estar de acuerdo es en los factores de riesgo. Los deportes con impactos frecuentes e intensos, como el combate, el fútbol o el rugby, o aquellos en los que la zona de la próstata se encuentra más estresada o tensionada, como el ciclismo o la equitación, son sin duda actividades potencialmente peligrosas para la próstata. El trabajo especialmente intenso desde el punto de vista físico y mental y la presencia de estrés tampoco parecen ser menos.

Prostatitis asintomática

Como es fácil de imaginar por su nombre, la prostatitis asintomática es totalmente asintomática y sólo puede detectarse mediante pruebas de laboratorio que a menudo se realizan por motivos muy diferentes.

De nuevo, como en el caso de la prostatitis abacteriana crónica, el debate sobre las causas de esta infección sigue abierto, al igual que el de la razón de la falta de síntomas.

READ  Próstata inflamada: síntomas y causas

Veamos cuáles son los remedios naturales más eficaces contra la prostatitis y luego veamos cómo aliviar el dolor.

¿Qué métodos naturales son eficaces contra la prostatitis?

Empecemos diciendo que cuando aparecen los síntomas típicos de la prostatitis, lo primero que hay que hacer es ponerse en contacto con su médico de cabecera, que podrá aconsejarle sobre las pruebas que debe realizar y proponerle una terapia adecuada.

En el caso de las prostatitis de tipo I y II, esto incluirá antibióticos para eliminar las bacterias que las causan.

A pesar de ello, no se descarta que los afectados por esta enfermedad no puedan combinar las terapias farmacológicas con un estilo de vida más saludable y la adopción de conductas que aumenten su eficacia.

A partir de la dieta será mejor eliminar todas aquellas sustancias conocidas por ser inflamatorias para la próstata, incluyendo el café, el té, el chocolate, el alcohol y los alimentos picantes en general. También deben evitarse las carnes rojas y las procesadas, como las salchichas y el salami. También debes favorecer todos aquellos alimentos que tengan propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Los tomates en particular, gracias a que contienen un pigmento llamado licopeno, son excelentes antioxidantes y son muy saludables para la próstata, no sólo en casos de prostatitis sino también de hipertrofia prostática aguda (el agrandamiento de la próstata) e incluso son coadyuvantes en terapias anticancerígenas.

Otros alimentos eficaces son las semillas de calabaza, que contrarrestan los excesos de testosterona considerados una de las causas de la hipertrofia prostática, el té verde, la albahaca, las semillas de sésamo, la raíz de ortiga, el zumo de zanahoria y la cúrcuma.

El ajo, que también tiene propiedades antibacterianas, el diente de león y la cola de caballo también son eficaces por sus propiedades diuréticas, antiinflamatorias y antioxidantes.

Un consejo dietético que siempre es bueno pero que en este caso es de fundamental importancia es beber mucha agua, al menos dos litros al día.

Aunque estas recomendaciones dietéticas son beneficiosas para la próstata, nunca debemos pasar por alto el hecho de que el consumo de ciertos alimentos con fines curativos debe consultarse siempre con el médico, como haríamos en el caso de la toma de medicamentos.

De hecho, podrían agravar enfermedades ya presentes o entrar en contraste con los medicamentos que tomamos: ¡la precaución en estos casos nunca es excesiva!

Aparte de la alimentación, los deportes como el ciclismo y la equitación deben abandonarse sin duda durante todo el periodo de tratamiento de la infección, pero si esto puede resultar obvio, la lucha contra el estrés, aunque menos intuitiva, es igual de importante.

READ  Prostatitis bacteriana aguda: causas, síntomas y curas

Sin embargo, es aconsejable no abandonar la actividad física, prefiriendo obviamente una que sea suave y no traumática.

¿Puede ser beneficioso el remedio natural para la prostatitis que consiste en aliviar el dolor con el baño caliente?

Como acabamos de decir, el estrés es uno de los factores de riesgo más importantes de la prostatitis. Un momento de relajación como ese en un baño caliente ayudará a reducirla y sólo puede ser de ayuda y no sólo para la prostatitis. También tiene la ventaja de no presentar ninguna contraindicación particular.

Nuestro consejo es que no dure más de media hora, sumergiéndose hasta la cintura y procurando adoptar una posición que no comprima la próstata.

También sería recomendable eliminar las posibles fuentes de estrés, quizás apagando o silenciando el teléfono y añadiendo cualquier cosa que pueda ayudarnos a relajarnos. Es posible añadir esencias o incluso otras sustancias más específicas, como un extracto de cola de caballo, para aumentar las propiedades antiinflamatorias del baño caliente.

El calor del agua tendrá la importante función de relajar los músculos que rodean la próstata, aliviando los síntomas de la prostatitis, hasta el punto de que, si no es posible tomar un baño caliente, se puede remediar colocando una bolsa de agua caliente cerca de la zona afectada.

¿A parte el remedio natural para la prostatitis: aliviar el dolor con el baño caliente, qué suplemento natural se recomienda?

Los remedios naturales vistos anteriormente, así como el baño caliente recomendado, pueden proporcionar alivio. Sin embargo, un buen aporte puede ser dado por un buen suplemento natural, como Prostatricum. Puede obtener más información en el sitio web oficial haciendo clic en el botón de abajo y también aprovechar el descuento especial del 70%.

prostatitis prostatricum

Si quieres aprofundizar sobre PROSTATRICUMpuedes leer los artículos específicos en nuestro BLOG (pincha aquí)

Categorías: Blog

Lydia Contreras

Apasionada de la biología humana, me especialicé primero en este campo con dos másteres previos, uno de ellos de investigación, antes de dedicarme al sector de la nutrición. De hecho, en mi opinión, uno no puede ir sin el otro, ya que es necesario conocer el funcionamiento del cuerpo para cuidarlo adecuadamente desde el punto de vista nutricional. Tras una carrera en el campo de la medicina, di un giro de 180º y me formé como redactor web de SEO y he estado escribiendo artículos durante más de 7 años para www.chronic-prostatitis.org